viernes, 1 de enero de 2016

Un nuevo año

Imagen de gif, snow, and christmas

Parece mentira que ya hayan pasado estos 365 días que hace nada estábamos celebrando, sonriendo y felicitando todo lo que desde ese momento acababa de empezar, y que hace nada terminó. Muchas veces no nos damos cuenta de que el reloj sigue en marcha, los días pasan y todo, absolutamente todo, continúa. Es difícil saber que no podremos amarrar las cosas con nuestras manos y pensar que todo se nos escapa de entre los dedos, como si se evaporase.

Seguimos celebrando cosas nuevas, en nuestra cabeza se forma una lista inmensa de todo lo que queremos que se cumpla, aún seguimos manteniendo esa esperanza de que todo lo que está por llegar es mucho mejor que todo lo que ya ha pasado, y eso nos anima a empezar de nuevo, a esforzarnos, y ojalá toda esa esperanza durara mucho más que solo los primeros días. O que ojalá nos diéramos cuenta de una vez por todas de que en vez de desear tanto lo hiciéramos, que cumpliéramos todos nuestros objetivos, que en vez de confiar tanto en la suerte confiáramos en nosotros mismos.

Y todos los años se pronuncian las mismas palabras, la tinta siempre escribe lo mismo en un trozo de papel, decimos todas esas cosas que hemos planeado decir, prometiendo que por fin seremos fuertes, que podremos, que seremos felices sin tener que fingir, pero al final todo vuelve a ser igual que el año anterior, y volvemos a prometer lo mismo en las últimas horas antes de que suenen las doce campanadas que afirmen que todo ha acabado y que todo ha empezado.

Parece que solo nos damos cuenta de todo lo que hemos hecho cuando ya ha pasado, y en esos últimos segundos se crea un reflejo en nuestra mente de todo aquello que ha pasado, los recuerdos que se quedarán grabados y mientras ahí estén nunca se olvidarán.

Sin duda alguna el año nuevo es una excusa para poder empezar, para tener el valor de decir y pronunciar que esta vez sí lo vamos a intentar. Yo solo pido palabras, quiero palabras que me llenen cada silencio, palabras que me digan la realidad y palabras que me hagan volar tan lejos que ya ni mire la Tierra desde las alturas, palabras que me comprendan, palabras que no juzguen, palabras bonitas, palabras que construyan en vez de destruir, palabras que jamás falten, palabras que no se conviertan en polvo y se esfumen, palabras que me complementen.

Feliz año a todos♥

2 comentarios:

  1. Hola:)No estoy del todo de acuerdo, cada año tiene sus partes buenas y sus partes malas, los propósitos que cumplimos y los que no.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Entiendo perfectamente como te sientes porque a mí me pasa igual. De todos modos, creo que no todo es de color de rosa y que hay veces, aunque no lo veamos en ese momento, que de las experiencias o sucesos malos descubrimos una nueva emoción, comprendemos mejor, tenemos otro punto de vista y todo es construye nuestro crecimiento.

    Y nos recuerda que la vida es así y que hay que tener los pies en la tierra y la cabeza en el cielo, por supuesto.

    ¡Feliz año!

    Blue Butterfly

    ResponderEliminar

¡Bonjour! Antes de nada muchísimas gracias por haberte pasado por mi blog, espero que te haya gustado. También espero que comentes ya que estaré encantada de resporderte.
Un besazo enorme♥

-'Ser o no ser, he ahí la cuestión'