lunes, 17 de agosto de 2015

SÉ LO QUE QUIERAS SER.


Hola gente de un lugar llamado mundo, hoy venía a comentaros uno de los muchos pensamientos que se me pasan por la cabeza a lo largo de los días, que muchas veces intento ignorarlos porque en fin, a muchos de ellos no soy capaz de enfrentarme, les tengo miedo a muchos de los problemas que llegan a mi mente y que quizás soy sólo yo quien los crea.

En fin, no soy muy buena en esto de empezar a hablar, ni concretar un tema exacto, supongo que eso nunca se me ha dado bien.

Quería preguntaros... ¿cuántos de vosotros no ha querido chillar qué es lo que os gusta? ¿Cuántos de vosotros no habéis querido alguna vez gritarles a la cara que podéis a la gente que no confía en vosotros? Quizás esto debería dejarlo para el final.

Es que últimamente me estoy dando cuenta de la cantidad de cosas que dejamos de hacer, o en las que dejamos de creer por el miedo al qué dirán, y es que ya estoy harta. Es decir, me despierto cada día viviendo en una sociedad en la que si no eres igual al resto, si eres diferente, entonces olvídate de tener una vida fácil, ¿y sabes? No logro entenderlo. No logro entender cómo una persona llena de sueños y dispuesta a cumplirlos sale a la calle y empieza a tener miedo, se empieza a atascar hasta para cruzar esa calle que le llevará directo al primer intento, podéis pensar que es una metáfora estúpida, pero es que así es la realidad.

Estamos tan rodeados de estereotipos, de tantas personas que parecen ser perfectas y saberlo todo, que parecen ser buenas en cada paso que dan, que nos sentimos como pequeñas partículas en un espacio enorme, y probablemente así seamos. Lo que quiero decir es que nos sentimos tan insignificantes que nos acabamos por rendir. Y no, esas personas no son perfectas, y si lo parecen es porque se han esforzado. Y ya sé que hace nada he mencionado lo de los estereotipos, pero es que aún por encima hay personas que buscan que te sientas inferior.

Eh, escúchame, no les hagas caso, ¿no ves que sólo quieren hundirte? Yo sé que eres lo suficientemente valiente como para salir afuera y cruzar la calle. Créeme que si quieres, puedes. Con esfuerzo y dedicación puedes hacer cualquier cosa. Deja de menospreciarte, de sentirte inferior, deja de escuchar todas esas críticas que no te ayudan a conseguir lo que quieres.

Muchas veces me miro en el espejo y ni siquiera sé lo que veo, no sé quién soy, ni qué quiero hacer, y sí, puede ser normal porque a fin de cuentas sólo soy una niña de 15 años, y cuando sea mayor todo esto me parecerá una tontería, o eso espero. Pero quizás esa confusión se forma por culpa del miedo al qué dirán, porque no lo voy a negar, le tengo un miedo terrible al qué dirán, a que no me acepten. Pero amigo la gente te va a querer por lo que eres y te va a odiar por la misma razón y esto nadie lo puede negar.

Así que por favor hazme caso y consigue que no te importe lo que opinen los demás. Que si quieres ser astronauta, si de verdad lo quieres, lo conseguirás, que si quieres ser médico y todos te dicen que no lo conseguirás porque no sacas buenas notas consíguelo, hazte médico y luego vuelve para decirles a todos aquellos que no confiaron que lo has hecho. O si eres un estudiante que saca muy buenas notas y todos te dicen que te prepares para ser abogado pero tu sueño es tener tu propio restaurante... no seas abogado por favor. Al final, cuando te hagas mayor y recuerdes todas las experiencias que has vivido y que a ti te han gustado y has disfrutado como nadie más podría haberlo hecho, entonces te darás cuenta de que has hecho bien ignorando esa voz de no lo conseguirás.

Sé lo que quieras ser, yo confío en ti.

6 comentarios:

  1. ¡Gran reflexión! Lo que escribiste refleja todo lo que la mayoría de los adolescentes vivimos día a día, con temor a el que dirán cuando al final lo único que importa es lo que tu pienses de ti mismo. ¡Animo!
    Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Te nominé a un premio en mi blog, si quieres pasarte, sería genial.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por todos tus comentarios♥
      Un beso enorme♥

      Eliminar
  2. Pues estos pensamientos que tu consideras inconexos me parecen una maravilla.
    Me pasa exactamente lo mismo a menudo. Y sí, tienes toda la razón del mundo, y mas a menudo tendríamos que pensar en esto, pero es que hay veces en que ni los sueños viven y todo parece vacío. Así que la esperanza que nos prestas es bien recibida.
    Eso que has dicho de que nos miramos al espejo y no sabemos qué vemos, me ocurre diariamente. Siéndote sincera, no sé muy bien quien soy ni si mi alma equivale a mi rostro.

    Bonitas palabras.

    Con cariño,
    Diana.
    escapefromreality14.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, hacia mucho que no me pasaba por aquí y... Vaya cambio. ¿De donde has sacado este diseño tan adorable?

      Eliminar
    2. Me alegro de que haya gente que piense como yo♥
      La saqué de una página que siéndote sincera no me acuerdo cuál jajaja, y me ayudó a ponerla un amigo ;)
      Un beso enorme♥

      Eliminar

¡Bonjour! Antes de nada muchísimas gracias por haberte pasado por mi blog, espero que te haya gustado. También espero que comentes ya que estaré encantada de resporderte.
Un besazo enorme♥

-'Ser o no ser, he ahí la cuestión'