viernes, 7 de marzo de 2014

Hasta en los días más oscuros

Llegó a casa, cansada, como siempre, sin ganas de nada.
Le dio al play en el reproductor de música, que empezó a sonar llenando la sala. Ella cerró los ojos y se dejó caer encima de la cama. Cada vez se iba relajando más cuando, poco a poco, el suave sonido de la música le llegaba. En su cabeza resonaban todas las letras de las canciones.
Al abrir los ojos sólo un pequeño rayo de luz conseguía colarse a través de la pequeña ventana de la habitación. Miró hacia fuera, la puesta de sol, más bonita no podía ser. Los grandes colores del atardecer llenaban el cielo y el sol les daba brillo.
Se levantó acercándose a la ventana. Decidida, la abrió del todo. Sacó su cabeza por ella, aspirando el aroma del aire libre, sintiendo el viento que golpeaba su cara. De repente se le ocurrió una idea. Se metió dentro otra vez y rebuscó en todos sus cajones hasta que encontró un viejo lienzo en blanco y sus utensilios de pintura. Lo puso en frente del bonito paisaje. Empezó a dibujar. Cada pincelada era suave pero estaba cargada de sentimiento. Miraba concentrada hacia la puesta de sol y luego miraba hacia su lienzo. La música volvía a llegarle más y más y todavía mucho más, ella la escuchaba estaba atenta. En el lienzo empezaba a plasmarlo todo: la música, los colores, el sol, sus sentimientos... Ya se sentía bien, mejor. En ese momento logró darse cuenta de que hay luz hasta en los días más oscuros.

PD: Con la colaboración de Merce Fearless.

2 comentarios:

  1. Oooh!!!! me encantó!!!! ^^
    Siempre hay algo de luz en los dias oscuros, aunque a veces no lo veamos...

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

¡Bonjour! Antes de nada muchísimas gracias por haberte pasado por mi blog, espero que te haya gustado. También espero que comentes ya que estaré encantada de resporderte.
Un besazo enorme♥

-'Ser o no ser, he ahí la cuestión'