martes, 18 de marzo de 2014

Tú puedes ser más fuerte que todo eso

Hay días en los que no soportas nada, días en los que simplemente te puedas sentir mal, días en los que parezca que nada puede ponerte bien. Es como si estuvieras caminando por un estrecho pasillo que no tiene fin y las paredes se estrechen más y más, no puedes hacer nada, solo correr y correr y correr...
Puedo que eso sea lo que te pase, a esta edad todo parece caerse alrededor de nosotros. Miramos a los lados: ¿y este sitio? ¿Nadie me va a sacar de aquí?

Como dices tú: te levantas por la mañana y lo que ves en el espejo es a alguien triste. ¿Por qué no soy capaz de quererme? ¿Por qué me odio a mí misma? Esto puede ser lo que pienses. Tanta presión, agobio y tan poco tiempo... que puede contigo.

Ahora yo te digo una cosa (o más de una):

Lo primero en la vida es vivir, y así uno no puede vivir. No puedes odiarte a ti misma.
Tienes que levantarte por la mañana y mirarte en el espejo, pero esta vez pensar: Mira como sonríe ese reflejo, hoy será un buen día. Saber que podrás al final con todo. Que hay millones de buenas experiencias por vivir.
Piensa en un día gris, en algún momento un pequeño rayo de luz se cuela a través de él. Y eso pasará en tu vida. Te darás cuenta de que la vida es así y que hay que vivirla así, que hay malas pasadas, malos sentimientos... sí, eso no se puede evitar, pero ¿sabes lo mejor de todo eso? Que pasan, que vienen y se van.
Tu vida se irá llenando poco a poco empezando por un pequeño rayo de luz, pero antes, tendrás que dar un pequeño empujón, porque tú eres más fuerte que todo eso.

PD: Dedicada a una... se podría decir amiga ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bonjour! Antes de nada muchísimas gracias por haberte pasado por mi blog, espero que te haya gustado. También espero que comentes ya que estaré encantada de resporderte.
Un besazo enorme♥

-'Ser o no ser, he ahí la cuestión'